Ser poderosamente sensibles

Es importante diferenciar con la sensiblería. Cuando somos sensibles recuperamos y exaltamos los sentidos, se activa la ínsula que, desde el cerebro integra las emociones. Aprendemos de la comprensión amorosa, el cuidado por nosotros y los otros y generamos movimientos inspiradores. Es volvernos a nutrir de las caricias… P

WhatsApp Charlemos